PUERTO DE LA CRUZ-VALLE DE LA OROTAVA

Puerto de la Cruz puede presumir de tener el mejor clima para unas vacaciones activas.

20 grados anuales de media y una humedad del 60% son perfectos para disfrutar de todo sin tener que abrigarse ni pasar calor.

Imagina un lugar donde los vientos alisios y el mar suavizan las temperaturas, de modo que pasear, disfrutar del mar y de deportes y actividades al aire libre es un placer durante todo el año. Cuando Europa se sumerge en brumas, en Puerto de la Cruz seguimos en primavera. Y con los rigores del verano, este clima estable y templado es una bendición para quienes nos visitan.

Eso sí: a la hora de hacer la maleta has de tener en cuenta que Tenerife es un pequeño continente en miniatura, donde los microclimas se suceden con rapidez. Por eso es importante incluir chubasquero y un buen jersey para las excursiones al monte: subir a las medianías en esta isla supone subir muchos metros y atravesar incluso el mar de nubes, con temperaturas diferentes a las de la costa.